ASOCOLDEP

Educación, ficha clave para vencer la desigualdad en el mundo actual

Gracias a un programa creado por la Alcaldía de Cali con el fin de mejorar la enseñanza en las escuelas oficiales de la ciudad, se propició un espacio para hablar de este tema.

Uno de los invitados estrella al II Foro “Cali, ciudad del Aprendizaje: aprendiendo en comunidad”, en el que se evidenció el gran impacto del programa Mi Comunidad es Escuela en las Instituciones Educativas Oficiales de Cali, fue el finlandés Pasi Loman, doctor en Historia y licenciado en Pedagogía de la Universidad de Nottingham (UK).

Loman, dialogó con el diario EL NUEVO SIGLO sobre el panorama actual de la educación el América Latina y en Colombia, manifestó la necesidad de cambiar la mentalidad sobre la educación, de trabajar diferentes áreas en los estudiantes para que encuentren este espacio atractivo y así mismo en invertir en la capacitación docente para lograr una mejor calidad educativa, poniendo como ejemplo a Finlandia, uno de los el país más educados del mundo.

¿Cómo cree que mediante la educación se puede mejorar la sociedad de un país?

PASI LOMAN: Es que ese es el mayor fin de la educación, es fundamental y es una de las razones más importantes por las que la escuela existe. No es simplemente crear robots para la vida, es crear ciudadanos que puedan cambiar el mundo.

ENS: ¿Qué aspectos son los más importantes para trabajar en la educación de un país?

PL: La formación de los docentes es lo más importante. Los maestros deben ser los mejores estudiantes de su pregrado para luego ser profesores y por eso deben recibir capacitación de alta calidad para que sean buenos profesionales en cada área. En términos de estrategias de enseñanza, es relevante utilizar diferentes metodologías dependiendo el contexto en el que el maestro enseña y el colegio, no todos los estudiantes son iguales y se pueden aprovechar herramientas como la gamificación y la ludificación. Además es importante que el salón de clases no sea el único lugar para aprender, en Finlandia se utilizan como aula de clase otros lugares de la ciudad como museos o parques, porque la enseñanza está en todo lado.

ENS: ¿Qué características se pueden resaltar del sistema educativo de Finlandia que carecen países como Colombia?

PL: No soy experto para hablar del sistema educativo en Colombia, pero por lo que he explorado estos días es necesario hacer más énfasis en la capacitación de profesores y en darles herramientas útiles, como la tecnología, para que puedan brindar una mejor enseñanza. En Finlandia se ve la profesión de la docencia muy atractiva, es una de las más difíciles y se escogen los mejores estudiantes del pregrado para que sean profesores, además a la gente le gusta ser docente porque es un trabajo respetado y valorado económicamente.

También en las oportunidades, en Finlandia hay las mismas oportunidades para todo el mundo, allí el 97% de las instituciones educativas son públicas entonces todos tienen acceso a educación de la misma calidad. Sé que por algunas condiciones es muy complicado que aquí sea igual porque casi la mitad de escuelas son privadas y la otra mitad públicas, pero por lo menos deben tener territorios y oportunidades similares.

Lea también: Los jóvenes que toman la siesta son mejores estudiantes

ENS: ¿Cómo es la forma correcta de integrar las nuevas tecnologías en la educación?

PL: Es un reto porque la gente ahora usa la tecnología porque es la tendencia pero no la aprovechan al máximo. Un ejemplo de cómo utilizar la tecnología para la educación es la compañía Seppo, ellos crean juegos interactivos para celulares y tablets pero sin olvidar que la verdadera educación se fundamenta en la interacción humana. Por ejemplo, brindan herramientas para conocer y aprender de lugares importantes de las ciudades y aprender de muchas áreas de manera más interactiva.

ENS: ¿Cómo hacer que a los estudiantes les guste ir a la escuela, les guste aprender y establezcan una relación afectiva con ella?

PL: Se pueden hacer muchas cosas, por ejemplo en la manera en la que se organiza el salón de clases, o los escritorios que se usan. En algunas escuelas de Finlandia hay bicicletas estáticas para estar en movimiento durante las clases, también se utilizan ‘poofs’ para evitar el típico salón de escritorios incómodos. Además es importante dar clases de música, de arte, de lectura, de deporte, y demás, que promuevan el desarrollo de la creatividad y la personalidad. Esto va a hacer la escuela más divertida, porque las materias tradicionales son interesantes para unos pero para otros son más llamativas, por ejemplo, las clases de educación física o las de música.

Hay que intentar hacer el colegio un lugar divertido para estar, no establecer jerarquías con los profesores, aunque por supuesto entenderlos como la autoridad, y dejarles tiempo para la diversión luego de clases. Por eso es conveniente no dejar muchas tareas, así ellos tendrán tiempo de jugar y relajarse para luego ir al colegio, porque con cansancio a nadie le gustaría ir estudiar.

ENS: ¿Por qué cree usted que existe el fenómeno de deserción en América Latina?

PL: Quizá es por la cultura, porque las familias no le dan mucho valor a la educación y no ven lo divertido que puede ser. En Finlandia una persona sin haber terminado siquiera el colegio no puede encontrar trabajo ni en el trabajo más básico. Allí la educación es un valor y es un proceso de vida, cuando tú terminas el colegio no significa que terminas de estudiar y eso va en cómo tus padres te incentivan a que sigas estudiando.

Lea también: La deserción más baja en 20 años logró Bogotá

Cali con más educación

La Alcaldía de Maurice Armitage ha sido una de las más sociales que ha tenido la ciudad, el programa Mi comunidad es Escuela es la clara muestra de ello. Gracias a este, 150.000 estudiantes de instituciones oficiales han mejorado su calidad educativa y Cali ha sido nombrada ‘Una Ciudad del Aprendizaje’ por la Unesco. Un título que connota a la ciudad como promotora de un aprendizaje inclusivo, que trabaja con familia y comunidad para promoverlo y que incluye el deporte y las nuevas tecnologías para su desarrollo.

La educación produce progreso y desarrollo y precisamente esta gran inversión está dedicada a los sitios más vulnerables y alejados de la urbe, con el fin de que las instituciones educativas sean vistas como un centro de creación, un lugar para la libre expresión, la vivencia de la cultura y de las artes, del rescate de la historia, la innovación, del uso de las tecnologías y del bilingüismo.

Por eso la Alcaldía, la Secretaría de Educación, de Cultura, de Bienestar Social, de Paz, de Deporte y de las TIC están trabajando articuladamente para que niños y jóvenes desde la primera infancia hasta su último grado escolar reciban una educación diferente y puedan explotar conocimientos que nunca pensaron tener.

“Mi comunidad es escuela es lo más acertado que hemos podido hacer, a medida que tengamos buena infraestructura, rectores preocupados por la formación de calidad, docentes altamente capacitados, chicos haciendo deporte y cultura, y aprendiendo las materias básicas, vamos a tener buenos muchachos y la ciudad empezará a cambiar”, afirmó el Alcalde de la ciudad, quien destinó el 60% del presupuesto del municipio en calidad educativa y en infraestructura: 18 colegios se han construido y 140 instituciones a se han recuperado.

 

Fuente: El Nuevo Siglo

Leave a comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.