ASOCOLDEP

¿Cómo pueden las actividades extracurriculares ayudarte a encontrar tu primer empleo?

Establecer habilidades de liderazgo, potenciar competencias transversales, adquirir nuevos conocimientos, ampliar nuestro círculo social o expandir intereses. Son solo algunos de los beneficios que te aportan desarrollar actividades extracurriculares. Todos ellos contribuyen a mejorar tu perfil profesional.

Los reclutadores de empleo buscan candidatos que estén motivados fuera de las aulas, estudiantes apasionados que persigan intereses más allá de su formación. Las empresas son conscientes de que los jóvenes que participan en este tipo de actividades tienen más probabilidades de comportarse de una manera parecida en su primer empleo. Si quieres aprovechar al máximo las actividades extracurriculares mientras buscas un trabajo, te ofrecemos una lista de aquellas que serán más útiles en tu búsqueda laboral.

1. Actividades musicales

La música te aporta unas soft skills que son muy valoradas por las empresas. Formarte en ella y practicar también te ayuda a mejorar tu perfil laboral. Si tienes talento para la música, será una gran idea apuntarte a clases en un conservatorio o escuela de música, recibir clases de canto o aprender a tocar algún instrumento. Incluso puedes apuntarte si tienes el simple deseo de tocar o cantar como una herramienta para la expresión emocional. Algunas de las habilidades que te traerá esta actividad y que tus posibles empleadores podrán observar son:

  • Aumento de la constancia y de saber cómo afrontar un desafío a largo plazo.
  • Interés por aprender algo nuevo
  • Sensibilidad para la melodía y el ritmo
  • Fortalecimiento de la memoria
  • Mejora de la creatividad

2. Actividades deportivas

Practicar deporte es algo estimulante que te permite conocer a gente nueva pero también puede ser un reflejo de algunos de los aspectos más complejos de la vida adulta, específicamente la vida en el lugar de trabajo.

Por ejemplo, si te has apuntado a fútbol, rugby, baloncesto o cualquier deporte que implique formar parte de un equipo, tendrás la oportunidad de desarrollar la habilidad de saber aceptar un rol como miembro de un equipo y desarrollarte en tu puesto asignado, sin importar dónde te encuentres o las veces que el entrenador decida contar contigo. Sabrás qué es sentirte o preocuparte por el conjunto de compañeros, conocerás la deportividad, el respeto y aprender tanto a ganar como a perder.

3. Actividades de voluntariado 

Los trabajos voluntarios son servicios no remunerados y horas de tu tiempo que tienen una gran ventaja: sentirse valioso para los demás. Ayudar a romper la brecha digital con tus conocimientos, dar clases de idiomas a personas que acaban de llegar de otro país, organizar campañas que comprometan a la sociedad con los más necesitados o ayudar en la entrega de alimentos a domicilio son algunas de las tareas que puedes realizar a través de asociaciones locales u ONGs.

Estos trabajos pueden dar buenos resultados durante tu búsqueda de empleo, ya que permite a los empleadores saber que reconoces un mundo fuera de ti y de tus propios intereses, que cuentas con unas habilidades orientadas al bienestar común que pueden ser muy importantes en el ámbito laboral. Desarrollarás tu inteligencia emocional y la capacidad para atender las necesidades de los demás.

4. Idiomas

La transformación digital ha roto las fronteras laborales. Aprender otro idioma abre muchas puertas para futuros empleos profesionales ya que las oportunidades se multiplican. Sabemos que el inglés es casi imprescindible a la hora de encontrar empleo y que el conocimiento de un tercer idioma está muy demandado. Ser capaces de hablar dos o tres idiomas demostraría a los reclutadores que eres una persona con intereses y estamos dispuestos a aprender cosas nuevas.

5. Becas o prácticas

Las becas o prácticas en empresas son un aspecto muy importante en la formación, ya que suponen la puerta de entrada al mundo laboral. Estas experiencias permiten a las personas desarrollar conocimientos corporativos y organizacionales, la habilidad de trabajar en equipo o practicar las habilidades de comunicación y esto lo podrás destacar en tu currículum. Siempre estará la posibilidad de que te ofrezcan un contrato si has hecho un buen trabajo y puedas continuar trabajando dentro de la empresa.

6. Trabajos temporales

No todos los estudiantes tienen el privilegio de realizar diferentes actividades extracurriculares que no conllevan un beneficio económico. Por ello, muchos alumnos se apuntan a empresas de buscan trabajos esporádicos que les permiten obtener un dinero extra y pagarse los gastos de manutención.

Estar trabajando y estudiando al mismo tiempo muestra capacidad de sacrificio e incluirlo en tu CV indicará que eres una persona responsable, un activo potencial para cualquier empresa que busque talento.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.