ASOCOLDEP

Entrevista universitaria: cómo lograr la admisión

Después de meses de pasar horas todos los días creando aplicaciones personalizadas, evitando errores comunes y enviándolas a varias instituciones, por fin han contactado contigo citándote para una entrevista universitaria.

Se trata del último obstáculo que se interpone entre tu “yo actual” y tu perfil universitario. Sabes que la entrevista universitaria te da una buena oportunidad para vencer a la competencia, pero ¿por dónde empezar y cómo te preparas para una entrevista de admisión universitaria? En las siguientes líneas responderás a estas dudas.

Cómo prepararte para una entrevista universitaria de admisión

Es probable que ya hubieras visitado el sitio web de la universidad que ha contactado contigo cuando seleccionaste universidades. Por eso tienes una idea bastante clara de los cursos que ofrecen e incluso de las instalaciones del campus. Sin embargo, es probable que no recuerdes todos los detalles.

En la entrevista universitaria, te harán preguntas relacionadas con tu elección para averiguar por qué optaste por aplicar a esa universidad en particular o entender las motivaciones que te llevaron a escoger un curso específico. Volver a visitar el sitio web de la universidad te ayudará a dar respuestas más convincentes a estas preguntas.

Explorar el sitio web a fondo también te facilita las cosas en el momento del cara a cara. Es una forma de obtener información de primera mano para hacer preguntas más relevantes cuando sea el turno de lanzar cuestiones. Hacer preguntas perspicaces demuestra que uno se ha tomado la molestia de visitar el sitio web de la universidad y es algo que los entrevistadores seguramente apreciarán.

Si se omite la exploración en profundidad del sitio web, es muy probable que, por desconocimiento, puedan hacerse preguntas que aludan directamente a información que ya está publicada en el sitio web de la universidad. Esto podría costarle a cualquier candidato la entrevista y una plaza en la carrera que desea.

Además de conocer bien el destino educativo elegido, hay que reflexionar sobre la presentación que se ha hecho de uno mismo antes de ir a una entrevista de admisión.

Los miembros del panel de entrevistas revisarán toda la aplicación en detalle. Tomarán notas sobre lo que se ha dicho, lo que se ha hecho, el expediente académico del candidato, actividades extracurriculares y cualquier información relevante. Prestarán especial atención a la declaración personal y, después, harán preguntas directamente relacionadas con los detalles incluidos en la aplicación y lo que está escrito en la carta de motivación que la acompaña.

¿Recuerdas todos estos detalles? Lo más probable es que hayas enviado la aplicación hace un tiempo y no seas capaz. Es buena idea revisar minuciosamente toda la documentación que se envió y hacer listas de verificación antes de la entrevista universitaria, ya que ello ayuda a refrescar la memoria.

Por último, conviene prepararse una lista de preguntas para hacerle al panel de entrevista. La clave para lanzar las cuestiones correctas es visitar el sitio web de la universidad y tomar notas de la información que falta y sobre la que desea saber más. Una vez se ha realizado este trabajo, es recomendable escribir todas las preguntas en algún lugar que pueda consultarse rápidamente antes de entrar a la sala de entrevistas.

Hay quienes optan por hacer entrevistas simuladas, para superar el nerviosismo y reforzará su confianza antes de iniciar el proceso de admisión. Tener las respuestas a todas las preguntas no es suficiente, ya que la forma en que se responde también dice mucho del candidato.

Es muy importante también planificar la ruta y el medio de transporte para llegar al lugar de la entrevista de admisión a tiempo. Es aconsejable intentar estar en el lugar al menos quince o veinte minutos antes de la hora programada. Planificar con antelación supone tener una cosa menos de la que preocuparse en un día en el que probablemente ya se tengan muchas cosas en la cabeza.

Por la misma razón, hay que recordar preparar todos los documentos en una carpeta, listos para usar, así como la ropa para la entrevista universitaria, que deberá quedar lista el día anterior.

Preguntas de entrevista de universidad  

No puede predecirse qué preguntas de entrevista de universidad habrá que superar. Cada institución, cada proceso y cada entrevistador es diferente y marca sus propias pautas. Sin embargo, hay algunas preguntas de entrevista de admisión que suelen hacerse a casi todos los solicitantes. Entre las más frecuentes se encuentran las siguientes:

  • Cuéntanos algo sobre ti.
  • ¿Qué te motivó a elegir este curso en particular?
  • ¿Por qué elegiste nuestra universidad?
  • ¿Has hecho algo ya que demuestre tu interés en este campo?

Todas estas preguntas parecen bastante sencillas. Aunque, en realidad, son increíblemente difíciles de responder, especialmente si se tiene en cuenta que las respuestas deben ser lo suficientemente convincentes e impresionantes como para destacar del resto de los candidatos.

Te interesa practicar antes para evitar quedarte en blanco o no aprovechar al máximo la oportunidad de destacar tus puntos fuertes. Por ejemplo, intenta dar una respuesta improvisada a la pregunta “Dime algo sobre ti”. ¿Sabes lo que dirás? ¿Puedes pensar en qué decir y cómo decirlo para parecer inteligente, sincero y trabajador, pero sin sonar como si estuvieras presumiendo? No es fácil.

¿Qué tal responder la pregunta, “¿Por qué estás interesado en este tema en particular?” ¿Puedes dar una respuesta convincente en el acto o recurrirás a una respuesta banal que no suena lo suficientemente convincente?

Vale la pena dedicar un tiempo a pensar en las respuestas a las preguntas de una entrevista de universidad. Así, se encontrará qué decir y, llegado el momento, resultará más sencillo responder con confianza, sin tropezar y sin necesidad de buscar ideas y palabras.

Consejos prácticos para superar con éxito la entrevista de admisión

Hay muchos aspectos que cuentan en una entrevista de admisión. La comunicación no verbal es evaluada en todo momento y hay que aprender a dominarla. Mirar a los ojos con confianza es otro factor importante a tener en cuenta.

Si bien es aconsejable practicar, en especial en lo relativo a las respuestas a las preguntas de una entrevista de universidad, hay que tener cuidado de no exagerar con la práctica, para no sonar demasiado ensayado en la entrevista. La idea es estar relajado y seguro.

Por último, siendo conscientes de que no hay segunda oportunidad para esa primera impresión, habría que cuidar el aspecto. Evitar los perfumes demasiado intensos o estilismos extravagantes, optar por tonos que favorezcan y lucir un aspecto saludable y pulcro son claves para entrar con buen pie en la entrevista universitaria

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.