ASOCOLDEP

¿Cómo incentivar el aprendizaje del inglés en los niños?

Natalia Tieso, directora para Latinoamérica de los colegios Maple Bear, explicó  las claves para la enseñanza de un segundo idioma desde temprana edad.

Entre los grandes desafíos que impone la globalización a los países de América Latina sin duda se encuentra el bilingüismo. Sin embargo, las políticas educativas no han sido suficientes para formar de manera eficaz a niños y jóvenes en una segunda lengua, lo que provoca que en su etapa adulta se tropiecen con obstáculos que afectan su vida profesional.

Según una encuesta de Maple Bear (colegio canadiense con más de 40 mil estudiantes en todo el mundo) realizada entre más de 400 colombianos de entre 18 y más de 50 años, del 7 al 12 de marzo el 87 % de los adultos se arrepienten de no haber estudiado inglés a fondo durante la infancia. Y el 52 % de los entrevistados cree que dominar el inglés les permitiría tener un mejor futuro en sus carreras profesionales.

Natalia Tieso, directora de Maple Bear en Latinoamérica y magister en Educación, explicó en diálogo con EL HERALDO cuáles son las estrategias que resultan efectivas para lograr el aprendizaje del idioma inglés en niños.

“En los colegios Maple Bear les hablamos en inglés desde muy temprana edad a nuestros alumnos, desde los 2 o 3 años, con un programa inmersivo, eso significa que les hablamos en inglés en las situaciones auténticas para ellos”, indicó Tieso.

Detalló que una de las situaciones auténticas para los alumnos pequeños es el juego y esa debería ser una de las principales apuestas por parte de los maestros.

“Los niños a esta edad tienen gran curiosidad y la idea es que en las aulas nosotros despertemos más curiosidad por hablar en inglés. Lo podemos hacer desde el aprendizaje sensorial, contando cuentos en inglés, mostrando grandes imágenes, que ellos toquen distintas texturas, que hablen sobre qué ruidos hace el viento o qué colores nos imaginamos con ciertas palabras”, sostuvo.

Apuntó que tampoco es favorable reprender a los estudiantes cuando estos hablan en castellano dentro del aula de clases. Para Natalia, lo más acertado es repetir en inglés las frases que ellos pronuncien en español.

“Hay una etapa en la que los alumnos no producen, una etapa pasiva, pero en la que funciona mucho el cerebro. A partir de la escucha los alumnos van a poder después producir”, añadió.

“Al principio no producen con la lengua, sino con el movimiento, entonces también otra característica buena para desarrollar el bilingüismo en nuestros alumnos es la respuesta física y en ese sentido tenemos las canciones”, dijo Tieso.

Explicó que con las canciones se pueden realizar ejercicios de reconocimientos de partes del cuerpo a través del baile. Con esto se logra que el menor se divierta al mismo tiempo que aprende.

Según la experta, lo que sigue para el alumno es el aprendizaje de la lectura y por último la escritura.

“Lo último que aprenden es a escribir porque el sistema ortográfico del inglés es distinto al castellano, entonces es importante que como docentes y como padres fomentemos el juego y el uso de este vocabulario en inglés. Al principio van a ser palabras aisladas hasta que puedan armar oraciones más complejas”, señaló.

También destacó el acompañamiento y apoyo de los padres a la enseñanza que se brinda desde las aulas.

“Igualmente es importante que el alumno no hable inglés solo una vez por semana, sino que se implementen muchas oportunidades de practicar el inglés, como foros o grupos en WhatsApp para los más grandes”, puntualizó.

Los desafíos del bilingüismo en América Latina

“El nivel de dominio de inglés en nuestros países de América Latina duele”, expresó la directora de Maple Bear, añadiendo que el desafío que tiene Latam respecto al bilingüismo tiene que ver con la formación de docentes.

“Tenemos mucho por hacer en América Latina en la formación de docentes tanto en español como en inglés. Un gran desafío tiene que ver con las pedagogías y las metodologías en educación. Hay que evitar la memorización y hacer que el alumno desarrolle habilidades que son las necesarias para los trabajos del futuro”, sostuvo Natalia Tieso.

Considera que desde las políticas públicas se deben ofrecer a los docentes estrategias para que ellos sepan cómo poder desarrollar las cuatro habilidades en los niños: la escucha, lectura, escritura y oralidad.

“Me parece muy importante la enseñanza del inglés desde una edad temprana porque se da desde un lugar natural y significativo. Hoy América Latina tiene la oportunidad de trabajar y dar servicio al mundo, entonces el inglés aprendido desde muy chicos te ayuda en aspectos como la fluidez y pronunciación. Si le damos la oportunidad a nuestros alumnos de saber el inglés desde pequeños les estamos abriendo un puerta al mundo”, concluyó.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.