ASOCOLDEP

Cómo convertirse en un emprendedor exitoso

Según un estudio de Nielsen, publicado por Forbes, alrededor del 54 % de los jóvenes la generación Z quiere montar su propia empresa. La idea de convertirse en un emprendedor exitoso, lograr grandes metas y ser recordado en el tiempo resulta atractiva. Sin embargo, no es fácil, y lo que se ve desde fuera es solo la punta del iceberg que esconde muchas responsabilidades y decisiones difíciles.

Para convertirse en un emprendedor exitoso, no hay una respuesta universal, pero existen algunos principios y buenos hábitos a seguir que ayudan a lograr los resultados deseados. Para empezar buen empresario debe conocer las leyes que rigen el mercado, pero sobre todo debe ser capaz de:

  • Definir una misión corporativa y los valores a seguir.
  • Ser líder para guiar empleados, colaboradores y socios.
  • Saber leer informes financieros y tomar decisiones financieras a corto y largo plazo.
  • Conocer las estrategias de adquisición de clientes.
  • Crear un sistema de ventas eficaz.

Ser muy bueno técnicamente en algo no debe confundirse con saber administrar un negocio. Es necesario tener habilidades en gestión empresarial, de personal y recursos de una empresa, así como experiencia y soft skills.

Más en detalle, estos son algunos consejos útiles para convertirse en un empresario exitoso.

1. Descubre si el emprendimiento es para ti

El primer paso importante es entender si realmente es la carrera que quieres, ya que ser emprendedor no es un trabajo fácil. Hay que tener en cuenta objetivos personales y rasgos de personalidad.

¿Quieres ver tus ideas realizadas? ¿Te encantan los desafíos? ¿Crees que puedes seguir adelante independientemente de las opiniones de los demás? ¿No te da miedo el fracaso? Si la respuesta es ‘sí’ a la mayoría de las preguntas, significa que tienes la mentalidad adecuada para ser emprendedor.

2. Elige y sigue tu idea

Comienza con lo que te gusta hacer. Encontrar la motivación es esencial; de lo contrario, frente a las inevitables dificultades podrías querer tirar la toalla. La idea de éxito puede ser sencilla, pero debe tener ese toque que permita diferenciarse. Para lograrlo, hay que saber cómo responder a las necesidades de los consumidores o tener la capacidad de crear una necesidad nueva.

3. Encuentra tu objetivo

Muchos empresarios creen haber dado con la idea perfecta, pero los consumidores no piensan lo mismo. Por lo tanto, es necesario saber escuchar el mercado y encontrar el público objetivo, lo más detallado posible: edad, posición geográfica, ocupación, intereses, miedos.

4. Planifica e inicia la actividad

Esta es probablemente la parte más difícil. Una idea abstracta debe volverse concreta. Crea un proyecto factible en todas sus fases: debes contar con el producto o servicio, un plan de marketing y un modelo de negocio realista, escalable y modificable para adaptarlo a las nuevas necesidades.

5. Sé perseverante

Elegir una idea en línea con tus pasiones te permite seguir adelante incluso cuando las cosas se ponen complejas. Los obstáculos son necesarios para mejorar y corregir defectos.

Además, confrontarse con las personas, especialmente las que piensan diferente, es una parte importante en el proceso de crecimiento profesional y personal, porque puede ayudar a abrir nuevas perspectivas.

6. Rodéate de excelentes colaboradores

Un emprendedor exitoso sabe que no puede gestionarlo todo solo. Hay demasiados aspectos que caracterizan a una empresa: la parte comercial, la administrativa, producción, marketing, web marketing, ventas y postventa.

Por eso es necesario saber delegar y contar con colaboradores competentes en los que poder confiar. Para atraer y retener a los mejores talentos, el emprendedor debe escucharlos e involucrarlos, permitiéndoles crecer.

7. Construye tu red

La calidad de los contactos afecta a nuestra vida y trabajo. Cuanta más gente conozcas, más oportunidades surgirán. Después de todo, cada aspecto de nuestra existencia se basa en las relaciones con los demás y el mundo profesional no es una excepción. Estas relaciones profesionales, que antes solo se establecían de forma presencial, ahora también se pueden construir en la web.

8. Nunca dejes de estudiar y aprender

El mundo está evolucionando a la velocidad de la luz. Un emprendedor nunca deja de aprender. Busca información constantemente y profundiza en conceptos transversales. Recuerda que todo lo que aprendas, esté o no relacionado con tu área de especialización, algún día te será útil.

9. Aprende de los errores

Una de las mayores habilidades de un emprendedor es ser capaz de superar un fracaso y sacarle provecho. Hoy esto se llama Growth Mindset, mentalidad de crecimiento. Por lo tanto, si algo salió mal, se debe comprender por qué, corregir y volver al juego con nuevos conocimientos. Por otro lado, ser un emprendedor exitoso implica tomar riesgos.

10. Primero la estrategia y luego la acción

Quizás lo más importante es prepararse de forma adecuada. Hay que partir siempre de una estrategia, es decir, definir lo que se quiere lograr, luego estudiar cómo conseguirlo y, solo al final, actuar. La prisa, al igual que la procrastinación excesiva, es enemiga del éxito. Se necesita tempismo: hacer las cosas bien y en el momento adecuado.

Si quieres emprender, debes tener una cosa muy clara. Solo en el diccionario el éxito aparece antes que el trabajo. El esfuerzo personal y la capacidad de elaborar una estrategia detallada con todas las variables posibles es la clave que te llevará al triunfo.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.