ASOCOLDEP

Cómo prepararte para tu búsqueda laboral: ¿Cuáles son las habilidades que buscan los reclutadores?

Más allá de tu formación técnica, las habilidades blandas, o soft skills, son imprescindibles, tanto si cuentas con mucha experiencia laboral, como si estás buscando tu primer empleo. Descubre cuáles son y cómo las debes potenciar.

¿Tratarías un tema importante por correo o en una llamada? ¿Tu intuición es siempre generar un ambiente positivo de trabajo, sin dejar de lado tus necesidades? Estas y otras nociones se encuentran bajo el paraguas de lo que se llama habilidades blandas o soft skills, y son muy relevantes en una entrevista de trabajo. A continuación, te explicamos en detalle cuáles son, para que puedas tomar nota de ellas y brillar en un proceso de selección, y cuando obtengas el empleo que buscas. Vamos allá:

Las soft skills o habilidades blandas más valoradas

Un estudio de LinkedIn señala las habilidades blandas que se consideran más importantes hoy. Aquí las repasamos una a una:

  • Comunicación: Esta habilidad blanda o soft skill no hace referencia a escribir correos. Hace más bien referencia a valorar cuál es la mejor manera de transmitir un mensaje: si estás tardando más de la cuenta en redactar un correo, tal vez es mejor que llames por teléfono a la persona a la que se lo quieres enviar. Esto también nos da una pista para entender que, independientemente de cuál sea nuestra tarea principal, en el trabajo siempre tenemos que interactuar con otras personas.
  • Saber aprovechar el tiempo: En resumen, sería lo contrario a procrastinar. O a “calentar la silla”. Si trabajas en una compañía en la que sientes que importa más cuánto tiempo pasas en ella que el trabajo que logras hacer, tu sentido de la organización del tiempo te puede salvar de ir a la deriva junto con el resto de la plantilla. Busca un empleo en el que se valoren los resultados y en el que se premie que, gracias a tu saber hacer, puedas realizar una tarea con más agilidad.
  • Organización: Esta habilidad blanda, o soft skill, se puede relacionar con la anterior. Saber organizar en este caso también implica saber priorizar, no dejarse llevar por el instinto primitivo de la angustia y mantener la capacidad lógica en situaciones de estrés. La estructura en el trabajo, como en la vida, es clave para prosperar y para lograr tus objetivos. Del mismo modo, debes poder captar cuándo en una compañía falta organización y, con la ayuda de tus habilidades comunicativas, poner solución, en especial si tu cargo es de responsabilidad.
  • Capacidad para resolver problemas: De nuevo, esta habilidad se puede relacionar con el apartado anterior. Sin organización, los problemas que surgen en el día a día de una empresa lo pueden canibalizar todo, precisamente porque sin un marco de referencia estructurado no hay manera de dotar a cada reto de su importancia. Para resolver un problema, hay que saber primero si lo es. Para distinguir un problema de manera ágil, hazte esta pregunta: ¿Qué implica esta situación, y a quién implica? Y actúa en consecuencia.
  • Pensamiento crítico: Para desarrollar esta habilidad blanda, resulta imprescindible informarse, adquirir perspectiva. No se trata solo de informarte sobre tu sector; se trata de saber lo que ocurre en el mundo. También, de leer. O de escuchar audiolibros y programas de actualidad si tienes el tiempo más ajustado. El pensamiento crítico evita que nos dejemos llevar por inercias y nos ayuda a avanzar en nuestra carrera, aunque a veces esto implique tener que salir de nuestra zona de confort.
  • Habilidades interpersonales: Este concepto suele ser el cajón de sastre de otras habilidades, como la comunicación, por ejemplo. Aquí también podemos destacar la empatía, es decir, la capacidad para ponerse en el lugar de la otra persona y ser capaces de ser críticos también con nuestro comportamiento. Si te planteas asumir una posición de liderazgo en tu organización, la empatía es clave para obtener lo mejor de los equipos y para lograr las metas necesarias para que la compañía prospere.

Las habilidades laborales técnicas más útiles

Tampoco perdemos de vista las habilidades técnicas, esas que te permiten desarrollar un oficio. Y, para adquirirlas o mantenerlas actualizadas, el aprendizaje continuado, o lifelong learning, es fundamental. Si quieres que tu currículum se mantenga atractivo durante tu carrera profesional, puedes acceder a formaciones tan útiles como los cursos de capacitación intensos, o bootcamps. ¡El futuro te está esperando!

 

 

 

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.